Todo Sobre la Disfunción Eréctil

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es un problema que afecta a un porcentaje nada despreciable de hombres, pero que no es demasiado visible puesto que quienes la padecen se avergüenzan. En este artículo, te explicamos qué es la disfunción eréctil con todo detalle.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil, en detalle La disfunción eréctil, a veces llamada impotencia (aunque este término ya no es utilizado por los especialistas en sexología), es el nombre que recibe le trastorno por el cual al hombre le resulta imposible mantener una erección lo suficientemente dura o larga como para mantener relaciones sexuales de forma satisfactoria.

Como puedes ver en nuestro artículo sobre las causas de la disfunción eréctil, este es un problema que puede deberse a muchos y muy variados factores, y que, aunque puede prevenirse, afecta a una gran parte de los hombres en nuestras sociedades, aunque se intenta mantener en secreto, por lo que es una dolencia altamente invisibilizada.

En rigor, cuando el problema está directamente relacionado con la imposibilidad de tener erecciones, hay que aplicar el término disfunción eréctil, puesto que el término impotencia hace referencia, también, a problemas relacionados con la falta de libido, o los problemas con la eyaculación y/o el orgasmo, algo que, en este caso, nada tiene que ver.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la disfunción eréctil no tiene por qué significar necesariamente la total incapacidad para obtener una erección. Algunos hombres pueden obtenerla y perderla en un plazo de tiempo muy corto, lo cual les imposibilita tener una relación sexual, y algunos otros pueden empezar a tenerla pero no alcanzar el grado de firmeza suficiente como para realizar la penetración. En ambos casos, también se está dando un problema de disfunción eréctil.

¿Qué es la disfunción eréctil?

Por otro lado, hay que mencionar que el 50% de los hombres entre los 40 y los 70 años padecen este problema, sea en un grado menor o mayor. Es decir, que es un trastorno muy frecuente en nuestra sociedad, del que no se habla lo suficiente por razones de intimidad y por las expectativas culturales que se generan en torno al papel del hombre en la sociedad y en las relaciones.

Por último, resulta importante señalar que el hecho de sufrir en alguna ocasión la imposibilidad de llevar a cabo una relación sexual por falta de una erección firme, no implica que se padezca disfunción eréctil. Prácticamente la totalidad de los hombres experimentan la imposibilidad de llevar a cabo una relación sexual en algún momento de sus vidas.

Sin embargo, la disfunción eréctil es la incapacidad repetida de alcanzar una erección lo suficientemente firme en, por lo menos, el 25% de los intentos, por lo que la diferencia entre la imposibilidad de llevar a cabo una relación sexual aislada y la disfunción eréctil es bastante clara.

Como puedes ver, la disfunción eréctil es un problema bastante frecuente, que debe tratarse desde el momento en el que se empieza a padecer por primera vez, ya que, de lo contrario, podría acabar comportando problemas personales y de salud más graves.

Cómo saber si tengo disfunción eréctil

¿Quieres saber si tienes disfunción eréctil?

A continuación, te recomendamos que te plantees las siguientes preguntas basándote en la experiencia sexual que hayas tenido en los últimos seis meses:

¿Tienes confianza en lograr una erección?

Esta es una de las preguntas básicas para determinar si se sufre una disfunción eréctil o no. Por lo general, las personas que padecen este trastorno, han intentando en varias ocasiones tener relaciones sexuales y no lo han conseguido por falta de una erección firme. Ello conduce a la frustración y a un bajo nivel de confianza.

Es por ello que la baja confianza a la hora de lograr una erección suele indicar a los médicos que el paciente puede estar sufriendo una disfunción eréctil, más aún que las respuestas a las preguntas posteriores (puesto que, en ocasiones, el paciente puede mentir para no avergonzarse de su situación).

¿Tus erecciones suelen ser lo suficientemente firmes como para lograr la penetración?

En muchas ocasiones, el hombre puede lograr una erección, pero puede quedarse a la mitad y no terminar de llenarse de sangre lo suficiente como para mantener la firmeza necesaria para llevar a cabo la penetración. En esos casos, también existe disfunción eréctil.

Cómo saber si tengo disfunción eréctil

¿Sueles ser capaz de mantener la erección tras penetrar a tu pareja?

Al hilo de lo anterior, en ocasiones el hombre puede lograr una erección lo suficientemente firme como para realizar la penetración, pero esta es poco duradera, y termina bajando durante el acto sexual. En esos casos, también existe disfunción eréctil.

¿Te resulta difícil mantener la erección hasta la eyaculación?

Esta pregunta es una extensión de la anterior. Huelga decir que, para tener una relación sexual satisfactoria, debes mantener la erección hasta la eyaculación. Si no eres capaz de hacerlo, es probable que sufras algún tipo de disfunción eréctil.

¿Son satisfactorias tus relaciones sexuales?

Por norma general, un hombre que se pregunta si tiene disfunción eréctil suele tener relaciones sexuales poco satisfactorias (salvo en aquellos casos en que se ha sufrido un “gatillazo” nada más).

Esto se debe a que, por un lado, no se consigue una erección lo suficientemente firme como para lograr realizar el acto sexual adecuadamente, y, por otro lado, porque fruto de la frustración y del complejo, el acto sexual se percibe cada vez más como algo poco placentero.

Como ves, saber si tienes disfunción eréctil es algo más fácil de lo que parece. No tengas miedo de encontrar la respuesta, ya que, una vez la hayas encontrado, podrás hacer todo lo necesario para solucionar tu problema. Y te aseguramos que existen multitud de soluciones a la disfunción eréctil.

¿Cómo prevenir la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es un problema que padecen una gran cantidad de hombres, y, sin embargo, son muy pocos los que se preocupan durante su vida de prevenirla. En este sentido, hay que mencionar que resulta mucho más sencillo prevenir la disfunción eréctil que tratar de curarla a posteriori.

Cómo prevenir la disfunción eréctil?

Aquí te dejamos seis consejos con los que podrás prevenir la disfunción eréctil de forma sencilla:

¿Cómo prevenir la disfunción eréctil?

Deja de fumar: Un paquete de tabaco diario aumenta hasta en un 60% el riesgo de sufrir disfunción eréctil. Más del 15% de los menores de 35 años que padecen disfunción eréctil, la sufren por culpa del tabaco. Siendo así, parece una razón de peso para dejar de fumar, ¿no te parece?

No abuses del alcohol: En muchos hombres, el consumo de alcohol puede provocar disfunción eréctil, tanto en el momento en el que el alcohol está teniendo efecto, como en los momentos posteriores. Esto se debe a que el alcohol impide el correcto funcionamiento del sistema nervioso, dificultando, por tanto, las erecciones.

No te drogues: Al hilo de lo anterior, muchas de las drogas más comunes tienen un efecto (mayor o menor) en el sistema nervioso, por lo que la capacidad para tener erecciones puede verse afectada. En el caso concreto de la cocaína, por ejemplo, además de influir en el sistema nervioso central, también actúa como vasoconstrictor, lo cual reduce el flujo sanguíneo a las venas y las arterias. De hecho, hasta un 27% de los adictos a la cocaína son incapaces de mantener una erección lo suficientemente firme como para lograr la penetración.

Come sano: Comer sano te permitirá prevenir varios problemas asociados a la disfunción eréctil, taos como el sobrepeso, problemas cardiovasculares, desórdenes metabólicos, etc. Además, la dieta mediterránea cuenta con una gran variedad de alimentos que, incluso en el caso de que ya sufras disfunción eréctil, te ayudarán a resolverlas (como el aceite de oliva).

Haz ejercicio: Hacer ejercicio te permitirá mantener tu cuerpo sano y hacer que la sangre circule adecuadamente por tu cuerpo. Y es que, entre otros muchos problemas, la vida sedentaria hace que la sangre circule menos, y la erección se debe, precisamente, a que el pene se lona de sangre. Si tu cuerpo no está listo para hacerle logar la suficiente sangre, se complica notablemente la posibilidad de mantener una erección.

Mantén una vida sexual activa: Practicar sexo asiduamente permite que el pene se ejercite y practique, manteniendo sus cuerpos cavernosos listos para mantener erecciones. Según varios estudios, aquellas personas que tienen relaciones sexuales de forma esporádica tienen mayor riesgo de sufrir disfunción eréctil.

Como puedes ver, la disfunción eréctil es un problema que se puede prevenir de una forma bastante sencilla. Con una vida sana y unos hábitos saludables, podrás prevenir la disfunción eréctil de forma fácil. Siempre será preferible prevenir que curar, y más cuando se puede hacer de un modo tan sencillo Así que ya sabes, ¡a cuidar la salud!

Remedios naturales para la impotencia 

masculina

En primer lugar, hay que señalar que el aceite de oliva se ha demostrado una solución viable para solucionar la falta de erección. Ello se debe a que el 80% de las disfunciones eréctiles se deben a problemas cardiovasculares, y la dieta mediterránea, especialmente el aceite de oliva, ayuda a corregir estos problemas.

Remedios naturales para la impotencia   masculina

Por otro lado, hay que señalar que dejar de fumar también contribuye a acabar con la disfunción eréctil. Un estudio llevado a cabo en China, demostró que hasta un 23% de los casos de disfunción eréctil se debían al consumo de tabaco. Así que, si quieres recuperar tus erecciones, deberías plantearte apagar los cigarrillos.

Otro elemento que puede ayudar a recuperar las erecciones es el ejercicio. Como bien sabes, para tener una erección, la sangre debe llegar al pene, y, estando todo el día tumbado en el sofá, es difícil que la sangre circule. Por ello, haz ejercicio. Tu sangre circulará, y mejorará el riego al pene.

Si lo que prefieres es algún remedio natural más cómodo, puedes optar por comprar en el herbolario algo de arginina. Se ha demostrado que este aminoácido contribuye a que aumente el flujo de sangre que llega al pene durante el acto sexual. Eso sí, aunque te decidas a tomar arginina, nuestra recomendación es que lleves a cabo los puntos anteriormente señalados.

Una última recomendación natural: Haz más el amor. Puede parecer contraintuitivo, pero numerosos estudios han demostrado que la disfunción eréctil aparece con mayor frecuencia en aquellas personas que practican sexo de forma esporádica que en aquellas que los practican de forma asidua.

Si tras probar con estos remedios naturales para la disfunción eréctil no consigues mantener erecciones duraderas, puede que sea el momento de plantearse soluciones médicas más radicales, como las que te explicamos en otro post.

Leave a Comment